web analytics
Análisis Oculus Rift Visores

Oculus Rift CV1 review: primeras impresiones de uso

Tras varios días probando las Oculus rift, os dejo mis primeras impresiones de uso en un entorno "real" como es mi casa, con juegos y aplicaciones tanto de la tienda de Oculus como de Steam.

Hace unos días recibí la versión final de las Oculus Rift CV1 por haber sido backer de la primera versión para desarrolladores que salió en Kickstarter, con lo que por fin he podido probarlas lo suficiente como para dar unas primeras impresiones.

Las características definitivas son bien sabidas por todos, con lo que he preferido limitarme a explicar las sensaciones que he tenido tras abrir la caja y probarlas en un entorno “real” como es mi casa, a modo de review, con aplicaciones y juegos disponibles tanto en la tienda de Oculus como en Steam.

Oculus Rift DV1- Caja

El packaging

Lo primero que llama la atención es el bonito paquete en el que vienen. Todo perfectamente colocado en la caja negra y mate (tras haber sacado el cartón blanco inicial con toda la info). Su contenido no trae sorpresas: las gafas Oculus Rift, un mando de Xbox One, un receptor USB para el mando, un control remoto, el sensor de posición y un alargador USB.

El ordenador que tengo para introducirme en esto de la Realidad Virtual es un i5 6600, con 8GB de RAM y tarjeta gráfica GeForce GTX 970, comprado especialmente para la ocasión.

Oculus Rift DV1- Caja abierta

Instalación

Tras sacar todos los elementos de la caja procedí a entrar a la web de Oculus para obtener el software necesario y, una vez descargado el instalador, seguí las instrucciones paso a paso para su configuración (algo menos de 1 hora). Enchufar los cables USB y HDMI, colocar el sensor, configurar la altura o despejar la “zona” son algunos de los pasos necesarios, encontrándome con un problema no esperado: mi monitor también estaba conectado por HDMI, con lo que tuve que ir a comprar un cable DVI para poder tener conectados a la vez las Oculus y la pantalla.

Una vez solucionado el asunto y con todo correctamente configurado, me puse las gafas para encontrarme en la “habitación principal” de Oculus, con acceso a las aplicaciones y juegos compatibles y a la tienda propia.

Oculus Rift DV1- PC

Poniéndome las Oculus Rift

La primera sensación al coger y colocarme las gafas es que son poco pesadas, cosa que se agradece tras varias sesiones de juego, pues una vez puestas este punto no es una molestia. Mediante 3 correas de velcro podremos ajustar su posición correcta, una en cada lateral y otra sobre la cabeza. Eso sí, tengo que reconocer que tras jugar varias partidas seguidas pasan a no ser tan cómodas como recién puestas… pero no por peso, sino por la presión en la cara (como si lleváramos unas gafas de esquiar o bucear). Nada grave, pero sí que es verdad que a partir de ese momento tengo que ir recolocándomelas cada cierto tiempo por las molestias y al terminar de jugar acabo con la cara marcada.

La zona de juego necesaria no es muy amplia, pero si es bueno tener un par de metros alrededor para poder girar sin miedo a chocar con nada. Al no disponer de Room Scale no hará falta que nos movamos por la habitación, necesitando solo espacio para girar sobre nosotros mismos y mover la cabeza.

El cable, pese a ser bastante largo, suele acabar enrollado alrededor nuestro (en mi caso alrededor de la silla giratoria en la que juego), así que hay que tenerlo presente para ir desenrollándonos. En un futuro, y hasta que sea inalámbrico el asunto, habrá que preparar habitaciones con enganches giratorios en el techo, como los lavados de coches con manguera a presión… :p

Los auriculares integrados son de agradecer y por ahora no he tenido la necesidad de pensar en usar otros dada su buena calidad y comodidad, siendo muy adaptables (aunque no soy un experto en sonido, así que tened en cuenta esto como una opinión de usuario “normal”).

La parte inferior de las gafas (la que aguanta la nariz) tiene un espacio por el que entra la luz exterior, cosa que puede ser irritante en algunos casos pero útil en otros. Me explico: si estamos jugando a un juego con mando y hay mucha luz en la habitación, ese hueco molestará, con lo que tendremos que apagar la luz para tener una inmersión más completa. Por otro lado, si necesitamos tener acceso al teclado, ratón o cualquier otro elemento exterior, ese hueco nos servirá para poder verlo, lo justo como para poder encontrarlo en la mesa.

El control remoto que viene con el paquete nos permitirá, sobre todo, movernos por la tienda Oculus y sus apps. Es cómodo si no queremos andar encendiendo el mando de Xbox One, aunque obviamente solo sirve para tareas sencillas de apuntar y aceptar. Ideal sobre todo para aplicaciones y navegador de vídeo y fotos.

Otro punto positivo es el mando de Xbox One que viene incluido (personalmente soy muy fan de él), ya que no solo nos permite jugar a todos los juegos de Oculus sino que podremos aprovecharlo para jugar a cualquier otro juego de PC compatible.

Probando los primeros juegos

Una vez puestos manos a la obra, nos encontramos dentro de la tienda de Oculus, con varias aplicaciones y juegos gratis ideales para probar la experiencia Virtual: Oculus Dreamdeck, Farlands y Lucky’s Tale, con un estilo más casual para toda la familia, han sido los primeros juegos/apps gratis que he probado, seguido de EVE: Valkyrie,que fue un regalo por venir de Kickstarter.

Tienda Oculus Rift

  • Oculus Dreamdeck: Es una demo técnica con varios escenarios para que nos metamos de lleno en la Realidad Virtual. No podremos interactuar ni movernos más allá de lo que nos permitan las gafas. Ideal para enseñar a los amigos en forma de primer contacto.
  • Farlands: Este es uno de los juegos más bonitos que he probado. Nos sitúa en un mundo extraterrestre que tendremos que explorar para descubrir nuevas especies de criaturas, peces, insectos y plantas. Está creado de forma que tengamos que ir entrando cada día para desbloquear nuevos elementos y escenarios.
  • Lucky’s Tale: Juego de plataformas en tercera persona que, lejos de lo que pensaba en un inicio, es muy divertido y bonito de jugar con las Oculus Rift. Por supuesto el efecto de inmersión queda meramente para la cámara a modo de espectador, pero no deja de ser curioso jugar como si tuviéramos el escenario delante. El juego en sí es muy al estilo Mario 3D.
  • EVE: Valkyrie: Es un juego arcade de naves en toda regla, con combates espaciales, vueltas de campana y explosiones, todo ello a toda velocidad.

Sensaciones

Hablando de sensaciones en general, tengo que reconocer que la inmersión que supone jugar a un juego con realidad virtual es una gozada. No puedo compararla con la de jugar con las HTC Vive (por no haberlas probado), pero tanto yo como toda la gente a mi alrededor que ha probado las Oculus Rift en casa, pensamos lo mismo. Ver vídeos por Internet no sirve para hacerte a la idea de lo que es tener las gafas puestas y estar “dentro” de los juegos y experiencias.

Eso sí, como punto negativo actual, tengo que decir que se echa en falta la interacción que pueden tener las Vive gracias a sus mandos, aunque este punto debería quedar subsanado con el lanzamiento de los Oculus Touch. Y es que en muchos de los juegos probados tiendes a intentar tocar las cosas (probándolas junto a Leap Motion en su demo técnica es aún más impresionante, con lo que espero que pronto se pueda usar en juegos reales).

¿Mareos?

Un tema muy comentado por todo el mundo interesado en la Realidad Virtual son los mareos y, realmente, es complicado generalizar al respecto, ya que dependerá de la persona y del juego. En mi caso con las Oculus Rift, solo me he mareado con uno de los juegos a los que he jugado, pero con los que más sensación “rara” he tenido han sido los que son en primera persona.

El afortunado en ostentar el título de Mareador es: InCell VR (disponible en Steam gratuitamente). Y el principal motivo del mareo es el de tener que usar la cabeza como control para movernos en el propio juego a toda velocidad (también puede ser que llevara un buen rato jugando…). Aquí tenéis el enlace por si queréis probarlo:

InCell VR
Price: 0

Con el resto de juegos, demos y vídeos no me he sentido indispuesto, aunque tal como he dicho, otra gente jugando a lo mismo sí se ha sentido mareada y ha tenido que dejar de jugar. Sobre todo la sensación negativa la empiezas a tener en juegos donde la visión es en primera persona y hay usar el mando para desplazarnos, independientemente de hacia donde miremos.

Steam VR

Además de poder descargar juegos desde la tienda de Oculus, Steam tiene su propia sección de juegos y apps VR, muchos de ellos compatibles con Oculus Rift, con lo que es otra fuente de entretenimiento. Por ahora he probado los siguientes títulos sin ningún problema gracias al propio modo VR de Steam:

    • Elite Dangerous: tiene poco que explicar. El universo entero a nuestro alcance, esta vez desde dentro (literalmente) de la cabina de la nave.
Elite Dangerous
Price: 24,99 €
    • Subnautica: nos sitúa en medio del océano con una cápsula de rescate averiada, teniendo que sumergirnos en el mar lleno de peligros para recolectar todo tipo de materiales y poder sobrevivir construyendo objetos y comida.
Subnautica
Price: 19,99 €
    • The Visitor: no es un juego como tal, sino más bien una experiencia de terror, totalmente recomendada por esos 0,99€ que vale. Ideal para poner a los amigos cuando vengan a casa a probar la Realidad Virtual en todo su esplendor.
The Visitor
Price: 0,99 €

Conclusión

Para acabar, y como primera impresión tras dos semanas de uso, estoy contento, sorprendido y con ganas de ver cómo evolucionará el mercado, pero también tengo claro que no es una experiencia para todos y que no viene a sustituir la forma en la que consumimos videojuegos actualmente.

La Realidad Virtual llega para ser otro camino más a las opciones que tenemos de jugar y, dejando de lado el precio, serán los desarrolladores los que marcarán su éxito o fracaso dependiendo de cómo la introduzcan en sus juegos.

Por ahora la cosa apunta maneras, así que si teníais dudas de entrar en este mundo a través de unas Oculus Rift, espero que esta review os haya ayudado en la elección.

Si tenéis cualquier duda o pregunta, solo tenéis que dejar un comentario.

1 comentario

Pulsa aquí para dejar un comentario

Publicidad

Publicidad